Contrata online y obtén 👍
👍 Te regalamos contratando online. ¡No te lo pierdas! Obtener oferta

Un fusible es un elemento de protección contra sobrecarga de corriente eléctrica que se utiliza en las instalaciones eléctricas para proteger a la instalación cortando la corriente cuando supera un determinado valor. Consiste en un filamento (o lámina de un material) conductor de bajo punto de fusión encapsulado en un tubo que se intercala en un determinado punto de la instalación para que se funda (por efecto Joule) cuando la intensidad de corriente supere un determinado valor que pudiera ser peligroso. Es decir, cuando la corriente es excesiva, la temperatura del filamento aumenta y termina derritiéndose lo que provoca que el circuito se abra, no dejando pasar más corriente y haciendo que la corriente elevada no llegue a destruir elementos del circuito o causar un incendio.

El fusible garantiza la integridad de los componentes eléctricos, no de las personas ante descargas eléctricas. Hay diferentes tipos según la máxima tensión a la que se quiera someter antes de fundirse y no permitir el paso de la corriente. Se trata de un elemento seguro y económico para proteger dispositivos eléctricos y son de un solo uso (una vez se queman, se deben cambiar).