El carbón es un mineral usado principalmente como combustible fósil para la generación de energía eléctrica, pero también tiene otros usos como la producción de acero, la fabricación de cemento, entre otros. En los últimos años se han cerrado muchas de las plantas térmicas de carbón ya que, a pesar de ser abundante y económico, al quemarse el carbón se generan gases contaminantes como el CO2 y SO2 y NOX, que posteriormente pueden producir lluvias ácidas al juntarse con el vapor de agua.

Principales usos del carbón

De entre todas las aplicaciones que tiene el carbón, destacamos las siguientes como las principales:

  • Como combustible doméstico e industrial. Se sigue empleando en las estufas, a pesar de que otras fuentes de energía han ganado peso. También se suele utilizar para quemar incienso y otros materiales.
  • Como reductor en el sector de la siderurgia. Proporciona mayor dureza y resistencia al hierro gracias a su carbono.
  • Como combustible en las centrales térmicas. Es ideal para fabricar materiales como el cemento.

El carbón mineral, que no el vegetal (que es el que se usa para cocinar), posee muchas ventajas como combustible. Se trata de una fuente de energía muy económica, a pesar de ser limitada, y versátil, ya que se puede transformar en carbón líquido y gaseoso.

Tipos de carbón

Cuantas más altas sean las presiones y las temperaturas, el carbón que se origine será más compacto, rico en carbono y, por ende, con mayor poder calorífico. De este modo, podemos diferenciar cuatro tipos de carbones, según su procedencia y su época de formación:

  • Antracita: Carbón duro, de color negro, muy compacto y con brillo nacarado.
  • Hulla: Carbón duro, totalmente carbonizado, muy compacto y con brillo nacarado a bandas brillantes y mates.
  • Lignito: Carbón blando perteneciente a épocas posteriores al carbonífero, por lo que no ha sufrido plenamente el proceso de carbonización. Posee aspecto de madera quemada. Su brillo es intermitente en ciertas zonas.
  • Turba: Es la tipología más nueva y blanda. Es de color marrón, mate, ligero de peso y posee restos de plantas.

Estos carbones poseerán una potencia calorífica de entre 2.000 y 7.000 kcal/kg. Su humedad variará del 3 al 40% y las sustancias volátiles del 8 al 50%.