A veces, la comodidad se impone al sentido común. Unir facturas de luz y gas, u otros suministros, no conviene en la mayoría de los casos si lo que buscas es ahorrar.

Las grandes comercializadoras ofrecen la denominada factura dual, es decir, te permiten unificar la factura de luz y gas en una sola. La premisa inicial es la de ahorrar en la factura energética global, pero esto acaba por no ser cierto.

¿Vale la pena una tarifa dual?

Pues nos es imposible generalizar y decir que sí o no. Especialmente en un mercado tan variado como el energético en el que te encuentras cientos de tarifas eléctricas. Depende de varias cosas:

Tendremos que comparar estos precios en las tarifas de luz y gas separadamente con las tarifas duales para comprobar cuánto ahorro nos supondría. No nos dejemos engañar por los descuentos maravilla sin fijarnos bien en el precio real que se nos va a cobrar.

Puede ser cómodo pero unir las facturas de #LuzYGas no siempre es más barato. ¡Compara antes de cambiarte! #AhorroTuitéalo

Desventajas de las tarifas de luz y gas

La principal desventaja de las tarifas que combinan más de un servicio, como las facturas de luz y gas unificadas, suelen implicar la contratación de algún servicio más. Ya te hemos hablado de los servicios extras que más suelen ofrecer las compañías de luz. Por ejemplo, el servicio de mantenimiento de la instalación de gas, de la caldera o similar.

También debemos tener en cuenta que los descuentos tan magníficos que nos ofrecen con estas tarifas de luz y gas suelen ser temporales. Es decir, aunque durante 6 meses o un año tengas una buena oferta, estate atento al precio que te van a cobrar cada concepto una vez acabe la promoción.

También cabe añadir que normalmente no se aplican descuentos a los costes fijos, o se aplican pero son mínimos.

Ventajas de unificar la factura de luz y gas

Entre las ventajas podemos destacar que las gestiones las realizaremos siempre con la misma compañía, y recibiremos una única factura energética en lugar de dos.

Suelen ofrecer descuentos mayores que si únicamente contratas un único suministro. Aún así, en Lucera te aconsejamos que no te fíes de estos descuentos y que compares siempre los precios antes de contratar. Por ejemplo, a primera vista un descuento del 20% está genial, pero no es tan atractivo si vemos que el precio inicial es un 30% más caro que en otra compañía. No salen las cuentas.

En Lucera hacemos todo lo posible por darte la mejor tarifa de luz, a precio de coste y de origen renovable. Y además, te ayudamos a ahorrar y ser más eficiente. Así:

→ Calcula cuánto puedes ahorrar en tu factura de luz