No nos cansamos de decirlo, el primer paso para ahorrar en electricidad es optimizar al máximo tu contrato de luz. Y uno de los elementos clave y que más encarecen la factura eléctrica es el término de potencia contratada. Sobre todo si tienes más de la que necesitas.

A más potencia eléctrica contratada más pagarás es tu recibo a final de mes. Es cierto que hay hogares que necesitan más potencia pero… ¿Nunca te han “saltado los plomos”? Seguramente tienes más potencia de la que necesitas.

Vayamos por partes para comprender bien cómo funciona la potencia y cómo podemos conseguir ahorrar en la factura.

¿Qué es la potencia eléctrica contratada?

La potencia que tienes contratada es algo así como la cantidad de kilovatios (kW) que podemos conectar en nuestra casa al mismo tiempo. Pero es más fácil de entender si pensamos en electrodomésticos que podemos conectar a la vez en nuestro hogar.

 La potencia eléctrica es la cantidad electrodomésticos que podemos conectar a la vez en nuestro hogar.Tuitéalo

Cuantos más electrodomésticos queramos utilizar de forma simultánea, más potencia de luz necesitaremos contratar. Si superamos la potencia nos ‘saltarán los plomos’. Pero también es posible que hayamos contratado de más y no estemos utilizando toda esa potencia. Y es aquí dónde está el potencial de ahorro.

La potencia contratada se traduce en un coste fijo que depende de los kW que tengas contratados. Este gasto se repetirá idéntico mes a mes aunque el consumo de energía sea de 0 kWh.

➜ ¿Tienes la potencia eléctrica adecuada? Descúbrelo AQUÍ

¿Qué potencia de luz tengo contratada?

Si no sabes qué potencia tienes contratada actualmente basta con un vistazo a tu factura de la luz para averiguarlo. Puedes localizarla en tu factura allí dónde dice término de potencia. En las facturas de Lucera, puedes verlo aquí:

lucera-factura-potencia-contratada

Si no aparece, o no la encuentras, puedes preguntar directamente qué potencia tienes contratada a tu comercializadora.

¿Por qué bajar la potencia?

Uno de los primeros motivos para bajar la potencia contratada suele ser el ahorro. La potencia siempre ha estado regulada por tramos o escalones de potencia.

Antiguamente los tramos de potencia eran muy amplios por lo que al subir/bajar la potencia había que hacerlo mucho (por ejemplo de 6,90 kW a 5,75 kW), pero gracias a la última reforma del gobierno: ahora los tramos son en escalones mucho más pequeños (0.1 kW). Lo que permite ajustar la potencia a lo estrictamente necesario y se así conseguir un ahorro manteniendo el confort.

¿Por qué pagar por algo que no utilizas? Ajusta tu potencia y conseguirás reducir unos euros la factura de la luz.

➜ ¿Tienes margen para BAJAR POTENCIA?

Algunas razones para bajar la potencia pueden ser:

  1. La estructura familiar cambia. ¿Ahora sois menos en casa? Probablemente no consumas tanta energía ni necesites tanta potencia. Si sois más probablemente haya que subirla.
  2. Cambios en los hábitos de consumo. Si cambiamos electrodomésticos a otros que consumen menos, instalamos gas o paneles solares, tendremos menos consumo eléctrico y podremos bajar la potencia.
  3. Si nunca te ha saltado el ICP de tu vivienda. Esto es porque nunca has consumido más potencia de la que tienes contratada. Analiza bien cuánto consumes y si tienes margen para bajar la potencia. Puedes probar a encender los electrodomésticos que utilizas habitualmente y que más consumen para ver si salta el ICP (o automático). En caso contrario, muy probablemente tengas más potencia de la que necesitas.
  4. Para no dar de baja la luz. Si la vivienda no va a estar habitada por lo menos un año y no quieres dar de baja el suministro porque al volver a dar el alta tendrá un coste. Puedes reducir los gastos fijos de la factura bajando la potencia al mínimo.

En Lucera no solamente queremos ayudarte a ahorrar, si no a ser más eficiente en tu día a día. Y el primer paso es entender bien cómo funciona el sistema eléctrico y tu factura.

 Enciende todos los electrodomésticos que utilizas habitualmente. Si no salta el ICP puedes bajar la #potenciaTuitéalo

¿Qué potencia de luz contratar?

Las tarifas 2.0, con y sin discriminación horaria, nos permiten contratar la potencia deseada hasta 9.9 kW. Los tramos disponibles van en escalones de 0,1 kW por lo que pueden ser:

  • 3,3 kW
  • 3,4 kW
  • 3,5 kW
  • 3,6 kW
  • 9,9 kW

La potencia tiene un coste regulado anual, que es directamente proporcional a la cantidad de potencia: a más potencia, más coste. En la imagen inferior puedes ver un ejemplo del coste de la potencia.

Precio potencia monofásica

*Precios vigentes desde 2014 en base al BOE

El coste regulado de la potencia es el mismo independientemente de si es una instalación monofásica (la mayoría de las viviendas) o una instalación trifásica (normalmente empresas).

Tener la potencia adecuada depende del consumo de cada familia y de cada hogar. Para hacernos una idea de cuánta potencia necesitamos en casa podemos hacer una suma del consumo medio de los electrodomésticos que utilizamos y cuántos de estos electrodomésticos encendemos a la vez (lavadora+nevera+horno…).

Si no sabes qué potencia de luz contratar también puedes utilizar nuestra Calculadora del Ahorro y ver cuál sería tu término de potencia ideal. Nos basamos en el número de personas que viven en tu vivienda, la orientación de la fachada y el número de electrodomésticos que tienes en casa.

➜ Descubre AQUÍ qué potencia necesitas

¿Cómo cambio la potencia eléctrica?

Es tan fácil como ponerte en contacto con tu comercializadora. Puedes aprovechar tu cambio a Lucera para solicitar el nuevo término de potencia al rellenar el formulario de contratación. Si ya eres cliente, puedes tramitarlo en tu Área de Cliente.

Eso sí, debes tener en cuenta que ese cambio de potencia de luz contratada tiene un coste tanto si bajas como si subes la potencia.

 Cambiar la #potencia de luz contratada tiene una serie de costes regulados asociados, tanto si la subes como si la bajasTuitéalo

Costes regulados del cambio de potencia de luz

Efectivamente existen unos gastos regulados que se te cobrarán en un pago único, y que te cobrará tu distribuidora por la modificación del contrato. Aunque estos gastos regulados por el Gobierno te los cobra tu distribuidora, tendrás que pagarlos a través de tu compañía de la luz.

lucera-gastos-regulados-potencia

Este coste lo verás reflejado en la factura siguiente al cambio que hayas realizado.

  • Simplemente bajar la potencia contratada, los escalones que sean, te costará unos 11 euros ( 9,04 € + IVA).
  • Si por el contrario quieres subir la potencia, tendrás que pagar en torno a 60 euros por cada tramo de potencia que subas. Aquí te desglosamos los gastos regulados que resultarán de subir de una potencia de luz de 3,45 kW a una de 4,6 kW:

lucera-gastos-regulados-ejemplo-cambio-potencia

Recuerda que hacer un cambio de potencia no debe realizarse a la ligera. No te pases bajando a potencia, ya que volver a recuperar algún escalón te acabará costando más caro.

Por otro lado las distribuidoras solamente están obligadas a realizar un cambio de potencia al año, por lo que podrían ponerte problemas para cambiarla una segunda vez. Piénsalo bien y haz un cambio de potencia de luz únicamente si puedes afrontarlo.

Además, ten en cuenta que a estos gastos podríamos tener que sumar los del Boletín Eléctrico. Si te lo piden, cuyo coste puede oscilar entre los 50 y 200 euros. Este documento pueden pedírtelo si por ejemplo tu instalación tiene una antigüedad mayor de 20 años.

Ten en cuenta que además, algunas distribuidoras cobran otras gestiones o depósitos. Aunque si estás con Lucera puedes estar tranquilo, no te cobramos ningún coste adicional, únicamente los gastos regulados.

Normalización de la potencia

Como hemos explicado antes, hace unos años los tramos de potencia era obligatorio normalizar la potencia de tu instalación a una de las potencias marcadas por el gobierno. El motivo era  que muchas viviendas tenían una instalación antigua (220 V) y se quería regular a la nueva tensión (230 V).

Por fortuna eso ya no es necesario y la potencia que tengas actualmente la puedes seguir manteniendo, por lo que ya no hay necesidad de realizar ningún cambio y los ciudadanos nos ahorramos ese coste.

lucera-tabla-potencias-normalizadas

lucera-normalizacion-del-termino-de-potencia

Cambiar la potencia de luz en Lucera

Si eres cliente de Lucera y quieres solicitar un cambio de potencia, puedes hacerlo desde el Área de Clientes de nuestra página web o bien enviándonos un correo electrónico con tus datos y a la potencia que desees cambiar. A partir de ahí, nosotros nos encargamos de todo.

Y si todavía no eres parte de Lucera, súmate al cambio. En sólo un minuto puedes contratar con nosotros y ajustar tu contrato. Además te cobramos la energía a precio de coste y apostamos por energía 100% renovable.

➜ Ajusta tu potencia al pasarte a Lucera y empieza a ahorrar