6 Formas de ahorrar en tu factura de la luz

6 Formas de ahorrar en tu factura de la luz

Ajustar la potencia, solicitar el Bono Social o activar la Discriminación Horaria en tu tarifa son sólo algunas de las formas de ahorrar en tu factura. Toma nota y empieza a ahorrar.
11/04/2017

Ahorra en tu factura de luz

Aunque ahorrar en tu factura parezca una odisea, es posible conseguirlo si sabes cómo hacerlo. En este artículo queremos detallarte los elementos que harán que ahorres en tu factura.

Antes que nada vayamos a raíz del problema. ¿Sabes lo que tienes contratado? ¿Es lo que necesitas realmente? En la mayoría de casos desconocemos las condiciones de nuestro contrato y puede que simplemente optimizándolo ya consigamos un gran ahorro.

 

1. Ajustar la potencia contratada

El término de potencia supone un coste fijo en nuestra factura que hay que pagar por estar enganchados a la red eléctrica. Aunque no consumas nada, aunque no enciendas una sola bombilla, aunque te vayas de vacaciones, aún así tendrías que pagar este coste fijo en tu factura.

Pero no todos pagamos lo mismo de término de potencia. Cuanta más potencia contrates, más pagarás. Pero puede que no siempre puedas bajar la potencia contratada. Cuantos más electrodomésticos quieras tener enchufados, más potencia necesitarás.

Entonces, ¿cómo saber si puedes bajar la potencia, si debes quedarte como estás o si tendrías que subirla? Si nunca te han "saltado los plomos", lo más probable es que tengas más potencia de la que necesitas.

Potencia eléctrica contratada

Las potencias más comunes en los hogares españoles son 3,45 kW y 4,6 kW. Pero tener una u otra dependerá en última instancia de nuestras necesidades.

Si no tienes claro todavía qué potencia necesitas puedes utilizar nuestra Calculadora de Ahorro para saber qué potencia es la idónea para tu hogar.

 

2. Activar la Discriminación Horaria

Otra forma de ahorrar en tu factura de la luz pasa por activar la Discriminación Horaria en tu tarifa. En este caso habrá horas en las que la energía es más barata (horas valle) y otras en las que la energía es un poco más cara (horas punta).

Muchos consumidores temen contratarla porque a veces no podemos prever el consumo y no quieren arriesgarse a consumir en horas punta, creyendo que la factura de la luz les saldrá aún más cara.

La realidad es bien distinta. Sabemos que más del 85% de los hogares ahorrarían con la discriminación horaria sin cambiar sus hábitos.

Discriminación Horaria 

Para que lo tengas más claro: sólo es necesario un 30% de consumo en horario valle para que nos interese tener la Discriminación Horaria. Cuenta que el frigorífico ya supone entorno al 20% del consumo total del hogar, por lo que llegar al 30% no te supondrá ningún esfuerzo. De hecho, la media de los hogares que tienen esta tarifa ronda un consumo del 50% de la energía en período valle.

Para asegurarte, te invitamos a probar nuestra Calculadora de Ahorro, que tras analizar tu factura te dirá si te conviene o no activar la Discriminación Horaria.

 

La #DiscriminaciónHoraria conviene a más del 80% de los hogares. ¿Y al tuyo? http://bit.ly/twAhorra Tuitéalo

3. Solicitar el Bono Social

Como os contábamos en el anterior artículo de nuestro blog, el Bono Social es un descuento del 25% sobre la tarifa PVPC y al que pueden acceder únicamente determinados colectivos. Esta es otra forma de ahorrar en la factura si puedes optar a él.

Únicamente podrás solicitarlo si estás con una de las 7 comercializadoras de referencia. Y aunque en Lucera no te lo podemos ofrecerlo, te decimos los requisitos que debes cumplir para solicitarlo.

 

¿Quién puede solicitar el Bono Social?

Para solicitar el Bono Social debes cumplir, al menos uno de los siguientes requisitos:

  • Que la potencia contratada de tu vivienda (habitual) sea inferior a 3kW.
  • Que en la residencia del titular del contrato vive una familia numerosa.
  • En los hogares en los que todos los miembros en edad de trabajar estén en situación de desempleo.
  • Que el titular tenga al menos 60 años de edad y acredite ser pensionista del Sistema de la Seguridad Social por jubilación, incapacidad permanente o viudedad, y que perciba las cuantías mínimas vigentes.

 

4. Sin servicios extras ni promociones “fantásticas”

Puede que esta forma de ahorrar te pille por sorpresa, pero muchos hogares tienen contratados servicios extras que no utilizan y que no hacen más que encarecer la factura de la luz.

Algunas compañías eléctricas ofrecen descuentos que, a primera vista parecen muy buenos. Lo cierto es que estas rebajas no suelen ser muy significativas y es casi seguro, acabaremos pagando más.

Antes que nada comprueba que no tienes contratado ninguno de estos servicios. Si es así, comprueba las condiciones, seguramente no te interese.

Aquí listamos los servicios extras más comunes:

  • Mantenimiento de las instalaciones. Son muchas las compañías las que ofrecen este tipo de servicio adicional, especialmente las más grandes.
  • Servicio de urgencia. Tenerlo contratado no te garantiza que la distribuidora te restituya el suministro a ti antes que a tus vecinos que no lo tienen.
  • Protección de electrodomésticos. Este servicio adicional cubre las averías del frigorífico y la lavadora. Puede que se solape con tu seguro de hogar y estés pagando dos veces por el mismo servicio.
  • Seguro de pagos. Este sobrecoste en la factura garantiza cubrir la factura de luz en caso de que no podamos hacerles frente. En cualquier caso, revisa las condiciones, tal vez estés pagando por algo que el día de mañana no puedas disfrutar.
  • Certificados de eficiencia energética. Algunas comercializadoras incluyen entre sus servicios adicionales la emisión de un certificado de eficiencia energética, a aquellos clientes que quieren alquilar o vender su vivienda.

En Lucera no te ofrecemos ningún servicio extra en tu contrato, que no haría más que encarecer tu factura. Nos centramos en optimizar tu consumo y ponemos el foco en ayudarte a ser más eficiente.

Los descuentos 'maravillosos' y los servicios extras acaban encareciendo tu #FacturaDeLaLuz http://bit.ly/twAhorra Tuitéalo

5. Modifica de hábitos de consumo

El ahorro no sólo está en el precio. Ser eficientes energéticamente con nuestro consumo también nos puede ayudar a ahorrar en nuestro recibo de la luz.

Si tienes la Discriminación Horaria y adaptas tus hábitos para consumir energía en las horas valle, puedes ahorrar hasta un 60% en tu factura. Especialmente los fines de semana cuando podemos controlar mejor nuestros horarios de consumo.

Apagar o desconectar del todo los electrodomésticos en ‘standby’ puede ser otra medida de ahorro. El consumo silencioso de muchos aparatos que tenemos en casa puede hacernos derrochar energía. Según IDAE, el 'standby' representa un 10,7% del consumo total de la vivienda.

O por ejemplo elegir programas cortos y que utilicen temperaturas bajas para los electrodomésticos como la lavadora o el lavavajillas. Si ponemos la lavadora con agua fría ahorraremos el doble de luz que a 30ºC, y cuatro veces más que a 50ºC cuatro veces más.

 

6. Cámbiate a una compañía con mejores precios

Actualmente los beneficios de las grandes compañías eléctricas están íntimamente relacionados con el derroche energético de los usuarios. Generalmente sus beneficios vienen de aplicar márgenes comerciales al consumo y a la potencia. De modo que cuanto más gastes, más ganan ellos. Cambiar de compañía de la luz, a una con mejores precios, puede ayudarte a ahorrar.

En Lucera, desligamos nuestro beneficio de tu consumo. Es decir, te cobramos la potencia y energía que consumes a precio de coste + 3,9 €. Te decimos lo que ganamos desde el principio, el fijo de 3,9€ al mes, independientemente de cuánto consumas, por lo que podemos centrarnos en ayudarte a ahorrar en tu factura y a ser cada vez más eficiente.


¿Te sumas a la experiencia Lucera?

Boletín
Suscríbete a nuestro boletín y recibe en tu correo toda la información que necesitas para entender el sector eléctrico y ahorrar en tu consumo.

¡Gracias!

Campo requerido
Campo requerido
Campo requerido

The form contains errors

  • {{validation.errorMessage}}