Categorías
Dando luz

Consejos para disminuir la factura de la luz en tu comunidad de vecinos

La factura de la luz es uno de los gastos fijos más importantes en una comunidad de vecinos por la iluminación de las zonas comunes, el consumo del ascensor y las puertas mecánica del garaje, entre otras necesidades energéticas.

Es importante ahorrar electricidad para no llevarnos sorpresas en la factura que desequilibran el presupuesto de la comunidad de vecinos y obligan a subir las cuotas o aprobar alguna derrama adicional.

Guía básica para entender la factura de la luz

Como ocurre con el consumo individual, ahorrar en la factura de la luz de la comunidad es perfectamente posible. Es cuestión de optimizar aspectos como la potencia contratada, elegir la tarifa más adecuada y sustituir las luces convencionales por otras de bajo consumo, entre otras medidas. 

Te explicamos todas las claves y consejos para ahorrar electricidad en tu comunidad de propietarios.

Buenas prácticas para ahorrar energía en una comunidad de vecinos

El administrador de la finca junto al Presidente de la Comunidad tienen al alcance de su mano poder reducir de forma notable el gasto en luz, simplemente teniendo en cuenta cuestiones básicas como: la potencia contratada y la tarifa de la luz. Si todavía se quiere optimizar más el gasto se pueden tomar otras medidas de ahorro adicionales, que también son muy efectivas. 

Energía colaborativa: ¿Una alternativa viable para un futuro de renovables y eficiencia energética?

Contratar la potencia eléctrica más adecuada

La potencia eléctrica es uno de los principales gastos fijos de la factura de la luz, puesto que es independiente del consumo que efectivamente se realice. Por lo general, las comunidades de propietarios tienen contratada una potencia eléctrica bastante elevada para evitar que el salte el Interruptor de Control de Potencia (ICP), con el consiguiente problema de tener que volverlo a activar manualmente para restaurar el consumo eléctrico.

El problema es que, en ocasiones, la potencia es demasiado elevada para las necesidades reales de la comunidad, lo que supone unos gastos fijos innecesarios en el recibo.

En estos casos, es recomendable efectuar un cambio de potencia por uno más bajo y, por lo tanto, más económico. No obstante, es importante pedir asesoramiento a un electricista autorizado antes de realizar el cambio, para evitar que nos quedemos cortos de potencia y se produzcan saltos frecuentes del diferencial. Además, hay que tener en cuenta que, una vez pedido el cambio de potencia, no podremos restablecer el anterior hasta pasado un año.

Un profesional especializado analizará el consumo eléctrico de la comunidad en función de los aparatos que tiene y estimará con objetividad la potencia realmente necesaria.

Hay que tener en cuenta que muchas comunidades de propietarios, en especial si disponen de ascensor y/o sistemas de emergencia, pueden necesitar la instalación de un maxímetro en lugar de un ICP. Este aparato es muy práctico ya que, en el caso de no tener contratada la potencia necesaria, la luz nunca se corta, sino que pasa automáticamente a una potencia mayor, incluyendo un coste adicional en la factura.

¿Tengo margen para bajar la potencia contratada?

Elegir la tarifa más conveniente

El segundo aspecto fundamental para ahorrar electricidad es elegir la comercializadora que oferte la tarifa que más nos convenga. En esta cuestión tenemos varias opciones:

  • Si tenemos contratada una potencia inferior menor de 10 kW podemos contratar los servicios de cualquier comercializadora.
  • Si las necesidades de tu comunidad te obligan a tener una potencia superior a 10 kW entrarás en el mercado libre.
  • Además de la compañía que te proporcione el servicio de luz, tienes la opción de elegir el tipo de tarifa que más te convenga: discriminación horaria o pagar lo mismo a cualquier hora del día.

¿Cómo saber el precio de la luz por horas?

Otras medidas de ahorro en comunidades de propietarios

Además de potencia y tarifas, existen una serie de medidas que pueden ayudarte a reducir el consumo eléctrico y por tanto el importe a pagar. Estas son las más efectivas:

  • Cambiar las bombillas convencionales por otras de bajo consumo o LED. Es una inversión  que sin duda vale la pena ya que ahorran hasta un 80% de consumo eléctrico.
  • Instalar un sistema automatizado de sensores de movimiento dividido por sectores, para que solo se enciendan las luces de una zona en el momento que pase un vecino. De esa forma, se evita mantener iluminados de forma permanente espacios que no están siendo utilizados ni transitados. Estos sistemas pueden instalarse tanto en las zonas comunes como en las cabinas de los ascensores.
  • Instalar un sistema de mecanismo selectivo de los ascensores en aquellas comunidades que cuentan con más de uno, que permita que el aparato más cercano al vecino que lo ha llamada se desplace al piso donde se encuentra.

Cómo controlar la factura de la luz de mi segunda residencia

Lucera es una de las compañías que te permite ahorrar en tu factura de la luz, tanto individual como de la comunidad, puesto que ofrecemos potencia y energía siempre a precio de coste, con un único y transparente incremento adicional de 4,90 € al mes.

Artículos recomendados
10 cosas que debes saber antes de cambiar de compañía eléctrica

Son muchos los usuarios que, aunque tienen interés por cambiar de compañía eléctrica, se ven frenados por el desconocimiento, las Leer más

¿Cómo elegir un aire acondicionado adecuado a mis necesidades?

¿Combatir el calor con aire acondicionado? Sí, pero con el adecuado. te ayudamos a elegir el aparato adecuado para tu Leer más

Ventajas y desventajas del autoconsumo fotovoltaico

El autoconsumo que aprovecha la energía fotovoltaica tiene muchas ventajas y tiene mucho futuro en España. Pero antes de lanzarnos... Leer más