¿Tienes una segunda residencia que no usas muy a menudo? Seguro que recibir facturas de la luz elevadas de tu segunda casa sin apenas darle uso no te parece justo. Te adelantamos que dar de baja la luz no es la mejor opción. Pero es posible que puedas ajustar el contrato al máximo y ahorrar algún euro en el recibo eléctrico.

Ahorrar electricidad en segunda vivienda, ¿se puede?

Es complicado pero podemos tomar algunas medidas para reducir este gasto recurrente.

¿Puedo dar de baja la luz?

A priori podría ser una buena idea, dar de baja la luz es completamente gratuito, pero realmente no lo es porque volver a dar de alta la luz no es barato.

Dar de baja la luz es muy sencillo. En el caso de Lucera, es suficiente con enviar un email solicitando la baja. Para dar de alta la luz en una vivienda tenemos que pagar ciertos costes regulados:

  • Derechos de acceso: 19,70 €/kW más IVA
  • Derechos de extensión: 17,37 €/kW más IVA
  • Derechos de enganche: 9,04 € más IVA

En el caso de los derechos de extensión, tienen una vigencia de tres años para suministros de baja tensión. Por lo que si das de alta la luz antes de ese periodo te los ahorrarías.

En cualquier caso, piensa que para dar de alta un suministro con potencia de 4,6kW tendríamos que pagar unos costes de 217,28€. Para una potencia 3.4 kW tendrías que pagar unos costes de 163,44€.

De modo que si no le vas a dar uso a esa vivienda en al menos un año puede ser rentable. Pero si es un apartamento de verano o chalet que visitas durante un par de semanas o meses al año, no te valdría la pena dar de baja la luz para volver a darla de alta cuando vayas a estar en la segunda vivienda.

→ Descubre cómo puedes ahorrar en tu 2ª vivienda

Trucos para ahorrar luz en tu segunda casa

Al final, si tu segunda vivienda la visitas varias veces al año, durante las vacaciones, etc. o simplemente alguna vez al año, vas a necesitar disponer de suministro. Cuando dar la luz de baja no es una opción tenemos que recurrir a trucos o prácticas para ajustar el contrato de la vivienda. Que no te cuenten películas con el tema de la luz… ¡toma buena nota!

Potencia contratada

Lo que hacen la mayoría de familias es ajustar la potencia al mínimo y organizarse el consumo de la forma más eficiente posible. Por ejemplo, si tienes una potencia de 6,9 kW en tu segunda vivienda es posible que te ahorres bastante si puedes bajarla un par de escalones.

Ajustar la potencia te ayudará a reducir los costes estables de la #FacturaDeLaLuz de tu segunda residencia. Tuitéalo

Ya sabes que bajar potencia de luz no es fácil, y depende directamente de la cantidad de electrodomésticos que tengas. Si tienes aire acondicionado, vitrocerámica, horno, etc. y necesitas poner varios de estos aparatos a la vez no te será suficiente con 2.3 kW.

Pero reflexiona sobre lo que realmente necesitas y escoge la potencia que te haga ahorrar manteniendo el confort. A veces es posible bajar potencia simplemente organizando las horas en las que vamos a cocinar, ducharnos o hacer la plancha.

→ NOTA: Bajar la potencia no tiene penalizaciones pero cuando la bajes tendrá un coste de 10,94€ (9,04€ más IVA). No te pases bajando potencia, porque volver a subirla es más caro (en torno a 60€ por cada tramo de potencia que subas)

→ ¿Puedes bajar la potencia contratada?

Tarifa y precio de la luz

Otro factor que podemos ajustar en la factura de luz de nuestra segunda residencia es la tarifa de luz. Es importante saber cuánto pagamos por el kWh y si nos conviene alguna tarifa con discriminación horaria.

  • Precio de la luz. El precio real de la luz varía constantemente, tiene un precio diferente dependiendo la hora del día. Pagar un precio de la luz por horas es garantía de pagar un precio justo, el precio real de la energía. El PVPC ofrece este tipo de facturación. En Lucera te ofrecemos el precio de coste de la energía. En lugar de facturarte por horas (solamente es posible si tienes el contador inteligente ya integrado), hacemos la media del precio de la luz de cada mes.
  • La tarifa adecuada. No todas las viviendas llevan el mismo ritmo de vida, y tampoco llevamos el mismo durante el año que durante las vacaciones. Si tu segunda residencia la empleas para ocio, es posible que no necesites la misma tarifa que en tu vivienda habitual. Analiza tu consumo y escoge la tarifa adecuada para tu segunda residencia. Si tienes dudas, consulta nuestra Calculadora de Ahorro.
  • Deshazte de otros costes adicionales. Algunas compañías eléctricas te ofrecen servicios adicionales que encarecen tu factura. A la mayoría de hogares no les conviene, especialmente en las segundas residencias.

Comprueba tu tarifa de luz y no pagas de más. Ajusta el contrato de tu segunda residencia Tuitéalo

En Lucera podemos ofrecerte asesoramiento para reducir tu factura. La energía siempre la pagarás a precio de coste, es decir al mismo precio que la compramos, sin permanencias, ni letras pequeñas, ni servicios extra. Pagarás por tu consumo más una cuota fija de 4,90€ al mes, nuestro único beneficio por ayudarte a ahorrar.

→ Calcula tu ahorro en luz para tu 2ª residencia