12 Consejos para ahorrar luz en la cocina

12 Consejos para ahorrar luz en la cocina

La cocina es una de las grandes 'consumidoras' de energía de nuestra vivienda. Te damos claves para que ahorres siendo más eficiente al usar la nevera, horno, vitrocerámica, etc. en tu día a día.
28/07/2017

Calcular ahorro en la factura de luz

La cocina es posiblemente la estancia del hogar que más consume. Solamente la nevera consume casi el 20% de la energía de un hogar ya que está enchufada siempre. Pero eso no significa que podamos mejorar nuestros hábitos y conseguir un pequeño ahorro extra.

¿Quieres ahorrar energía en la cocina? Toma nota y pon en práctica estos consejos.

 

#1. ¿Tienes electrodomésticos eficientes?

Revisa la etiqueta de eficiencia energética de tus electrodomésticos y comprueba que no consumen de más. Nevera, lavavajillas, lavadora, horno, microondas, etc. Si tus electrodomésticos consumen demasiado, plantéate invertir en unos que tengan la máxima calificación de eficiencia energética.

Para que te hagas una idea, un electrodoméstico A+++ consume un 60% menos que uno de tipo A. Si vas a cambiarlo dentro de poco ten en cuenta que el etiquetado de eficiencia energética va a cambiar en 2019, desaparecerán la A+++, A++ y A+ para hacerlo más sencillo. Eso sí, el potencial de ahorro seguirá ahí.

Eficiencia y temperatura van de la mano y son clave para ahorrar en tu #FacturaDelaLuz, también en la cocina ;) http://bit.ly/AhorroCocinaTW Tuitéalo

#2. Adapta la temperatura del frigorífico a la época del año

En invierno, cuando bajen las temperaturas, puedes aumentar la temperatura de la nevera. En verano, puedes volver a bajarla cuando haga más calor. De esta forma conseguirás aprovechar la temperatura ambiente para no hacer trabajar de más a tu frigorífico.

Eso sí, recuerda que la temperatura de la nevera siempre debe estar entre 3 y 5 grados centígrados para que mantenga los alimentos en buen estado. La ideal para tu congelador debe estar entre -18 y -15. Y no te olvides de evitar que se acumule el hielo, no significa que enfríe más, ¡si no todo lo contrario!

 

#3. Evita pérdidas de temperatura en tu nevera

Siempre que hablamos de ahorro energético en nuestro blog, o incluso en los Consejos personalizados de tu Panel de Control, le damos un papel importantísimo al aislamiento. Evitar que tu nevera pierda su temperatura ideal te permitirá conseguir un pequeño ahorro extra en tu factura.

¿Qué podemos hacer para conseguir una temperatura constante y ahorrar energía en casa?

  • Piensa primero y luego abre la nevera. Antes de abrirla decídete y no te quedes mirando pensativo el contenido de tu frigo. Esto sólo hace que el frío se escape y tendrá que recuperar esa temperatura con energía extra.
  • No metas la comida caliente. Si vas a guardar algo que has cocinado en la nevera, espera a que ésta consiga una temperatura ambiente. Al meter comida caliente en el frigorífico aumentarás el gasto energético.
  • Descongela dentro de la nevera. De manera inversa a lo que comentábamos en el punto anterior, si vas a descogelar algo aprovecha y hazlo en la nevera. El frío que desprenda el 'tupper' o la comida congelada enfriará la nevera y reducirá el gasto energético.
  • La ubicación de tu nevera. Evita poner este electrodoméstico en lugares donde le dé el sol directamente para que funcione de la forma más eficiente posible.

 

#4. El horno: Una bomba de energía

También al horno le ocurre lo mismo que a la nevera. Cada vez que lo abrimos en funcionamiento perdemos en torno al 20% de la energía generada. ¡Un completo derroche! Si hacemos un uso eficiente, evitamos pérdidas y lo aprovechamos al máximo conseguiremos un ahorro de energía notable.

  • No abras el horno mientras está en funcionamiento. Mira a través de cristal la evolución del horneado. Utiliza la luz interior para ver mejor, ¡para eso está!
  • Hornea varias cosas a la vez. El horno es un electrodoméstico que consume mucha energía, aprovecha al máximo cada vez que lo pongas en funcionamiento. Aprovecha para cocinar varias cosas de una vez. Así evitarás consumir de más.
  • Usa el calor residual para terminar de cocinar. Al apagar el horno, aún queda mucho calor en su interior que podemos utilizar para terminar de cocinar los alimentos. Por ejemplo, puedes apagarlo 10 minutos antes y que el calor residual termine de cocinar la comida. Ahorrarás seguro.
Cuando uses el horno, cocina más de una cosa a la vez para aprovechar la #energía que genera http://bit.ly/AhorroCocinaTW #trucos #ahorro Tuitéalo

#5. Usa el tamaño de fuego correcto

Especialmente cuando hablamos de la placas de vitrocerámica o inducción, utiliza el tamaño de olla o sartén adecuado para cada fuego para aprovechar esa energía al máximo. Es mejor utilizar un recipiente ligeramente mayor que el fuego, en lugar de que el recipiente sea más pequeño.

Si el fuego supera el tamaño del recipiente perderemos parte de la energía. Un derroche sin sentido, ya que no nos ayudará a cocinar más rápido en ningún caso.

 

#6. Tapa las cazuelas y ollas cuando cocines.

Para evitar pérdidas de calor al cocinar, tapa las cazuelas cuando te pongas a cocinar. Además de tardar menos en alcanzar la temperatura correcta o de poner a hervir el agua, se cocinará antes la comida.

 

#7. ¿De verdad necesitas ese aparato eléctrico?

En muchas ocasiones pecamos por tener decenas de electrodomésticos o aparatos eléctricos que realmente no necesitamos. Antes de comprar un aparato de cocina que necesite corriente pregúntate a ti mismo, ¿lo necesito? Hay muchos aparatos cuyo trabajo podemos sustituir de forma manual y sin esfuerzo.

 

#8. Haz un uso eficiente del lavavajillas

En primer lugar, es más eficiente utilizar el lavavajillas que lavar a mano. es una primera forma de ahorro, tanto en agua como en luz. Y en segundo lugar, para reducir aún más el consumo, podemos utilizar el modo eco y apostar por programas con agua más fría. Aunque son programas más largos, conseguimos potenciar el ahorro. 

Lavavajillas, microondas y olla express. Tres formas de ahorrar energía y dinero en la cocina ¿Sabes cómo? http://bit.ly/AhorroCocinaTW Tuitéalo

#9. Usa el microondas para cocinar

¿Sabías que el microondas es un electrodoméstico muy eficiente? Además en él podemos cocinar muchas recetas con un ahorro energético considerable y que veremos traducido en nuestra factura. ¡Eficiencia máxima!

 

#10. Desconecta los utensilios electrónicos cuando no los uses

Continuamos nuestra cruzada personal contra el stand-by… Que seguro que ya sabes que representa el 10,7% del consumo total de la vivienda según IDAE. De modo que un consejo para ahorrar energía en tu cocina, te recomendamos desenchufar completamente todos los aparatos eléctricos cuando no los estés utilizando.

 

#11. Usa la olla exprés

Si todavía no te has hecho con una olla a presión, además de ahorrarte tiempo te va a ahorrar dinero en la factura de la luz. Este tipo de ollas te permiten cocinar en la mitad de tiempo ya que se cierran a presión y aprovechan al máximo el calor para cocinar en tiempo récord.

 

#12. La iluminación, siempre LED

Sabes que los LED son una de las rock-star de la eficiencia energética. Si todavía no has cambiado la iluminación de tu cocina este es otro paso que debes dar para conseguir ahorrar en la factura de la luz.

12 Super-consejos para ahorrar luz en la cocina ¿Los conoces todos? http://bit.ly/AhorroCocinaTW Tuitéalo

 

¿Has tomado buena nota? ¿Cuales has aplicado? ¿Has empezado a notar el ahorro? Cuéntanos todos tus trucos de ahorro, estamos deseando oírlos.

¿Quieres más consejos? Los clientes de Lucera tienen un panel de consejos personalizados para potenciar su ahorro. Aquí te dejamos la primera píldora sobre cómo pagar menos luz.

Si todavía no conoces la #ExperienciaLucera… ¡ya es hora!

 

➜ Pásate a Lucera y descubre los consejos personalizados

 

Boletín
Suscríbete a nuestro boletín y recibe en tu correo toda la información que necesitas para entender el sector eléctrico y ahorrar en tu consumo.

¡Gracias!

Campo requerido
Campo requerido
Campo requerido

The form contains errors

  • {{validation.errorMessage}}