Categorías
Ahorro doméstico

¿Qué son los ahorradores de energía? ¿Funcionan realmente?

A raíz del cambio climático nuestro planeta nos pide a gritos que seamos más conscientes de nuestras acciones para con el medio ambiente. De allí la necesidad de pensar en dispositivos de ahorro energético. Sin embargo, no todo lo que brilla es oro, puesto que en el mercado abundan las ofertas engañosas en relación a este tema. Por ello, probablemente muchos se pregunten si realmente estos aparatos funcionan.

Si bien la tecnología detrás de los dispositivos de ahorro energético ha mejorado, es inevitable caer en esta disyuntiva. Para aclarar el panorama, en este artículo evaluaremos si verdaderamente funcionan. Pues, en Lucera somos conscientes que el destino de nuestro planeta está en nuestras manos. Y que la mejor manera de preservarlo es utilizando energía limpia y, por supuesto, de forma más eficiente.

¿Qué es un dispositivo ahorrador de energía?

Tal como su nombre los indica, los dispositivos de ahorro energético nos permiten utilizar la energía de una forma más eficiente. Por lo general, estos equipos son eléctricos y su función varía de un aparato a otro. Un ejemplo de ello son los sensores de movimientos. Estos tienen un propósito claro, encender las luces cuando alguien entra a una habitación o espacio cerrado y permanecer apagadas cuando no hay nadie

Funcionalidad

Ahora, los dispositivos de ahorro energético se presentan como una tecnología revolucionaria, ya que tienen como propósito eliminar picos de energía sobrante generada por electrodomésticos. Particularmente, aquellos que tienen motor como, por ejemplo, neveras, lavadoras, entre otros. En cuanto a su funcionamiento, operan de una forma bastante simple, ¡solo debemos enchufarlos a una toma de corriente!

Características más destacadas

Los dispositivos de ahorro energético se caracterizan por reducir las subidas de tensión, así como por estabilizar la corriente eléctrica. De cierto modo, eso contribuye a redistribuir los picos de energía excedente, de manera que podamos utilizarlos luego. Desde esa perspectiva, todas estas características ayudan a mantener el medio ambiente y preservar la vida de nuestro hermoso planeta. 

¿Cómo funciona un ahorrador de energía eléctrico?

Si bien muchos dispositivos de ahorro energético se definen como productos revolucionarios, en realidad internamente no son así. En su mayoría, estos aparatos se componen principalmente de capacitores disfrazados. Se trata de dispositivos que se utilizan para corregir la potencia de aparatos capaces de generar energía reactiva; es decir la energía sobrante generada por un aparato de potencia muy elevada. 

En definitiva, estos capacitores o condensadores se encargan de capturar la energía residual. Eso con el propósito de volver a distribuirla dentro del sistema y convertirla en energía activa, de tal forma que se pueda consumir. Básicamente, con ello, los dispositivos de ahorro energético logran minimizar la energía reactiva y las subidas de tensión.

Entonces, ¿los ahorradores energéticos realmente funcionan? ¿Realmente ahorras?

De acuerdo a lo mencionado anteriormente se puede decir que sí. No obstante, el problema radica en que los dispositivos de ahorro energético se están vendiendo como una solución doméstica; aun cuando son una solución pensada para las industrias. La energía reactiva en nuestros hogares es mínima o nula, mientras que en las industrias es muy importante. 

Realmente, nos gustaría decir que los dispositivos de ahorro energético son milagrosos y que con solo enchufarlos el gasto energético se reduce increíblemente. Sin embargo, no es así de fácil. Estamos seguros que la mejor manera de ahorrar energía es tomando conciencia de nuestras acciones. Por ende, eso implica consumir energía limpia y de forma eficiente. 

Consumo industrial vs doméstico 

Ahora, la utilidad de estos capacitadores varía de un lugar a otro. En las instalaciones industriales, donde las potencias contratadas son elevadas, estos dispositivos realmente ayudan a reducir el gasto energético. De hecho, les ayuda a ahorrar dinero, pues a ellos si se les cobra por ese excedente. Por el contrario, en nuestros hogares ese exceso no se refleja directamente en la factura de luz, pasa desapercibido. A simple vista, el sistema de ahorro de energía residual se cumple en áreas industriales. Por ello es que usan dispositivos de ahorro energético, pero no cualquier aparato. En sí, utilizan baterías de condensadores porque son más eficientes. En cambio, en los hogares, el ahorro es prácticamente nulo. Esto debido a que cada electrodoméstico exige una potencia determinada y eso es algo que no se puede modificar.

Artículos recomendados
Construcción sostenible
Construcción sostenible: qué es y por qué es tendencia

Si tienes en mente construir tu propio hogar o empresa, entonces ten en cuenta la construcción sostenible. Aquí te explicamos Leer más

Cómo reciclar bombillas
Cómo reciclar las bombillas

Es común no estar seguro de a dónde tirar una bombilla que ya no funciona, ya que tiene componentes de Leer más

Eficiencia energética hogar con domótica
Consigue eficiencia energética en tu vivienda con el uso de domótica

Hoy venimos a contaros cómo la domótica puede servir para ser más eficientes en nuestro día a día. Hasta ahora Leer más