Categorías
Dando luz

Termo eléctrico o de gas, ¿con cuál ahorrarías más?

¿Estás a punto de cambiar o poner tu primer calentador de agua y no sabes si vas a ahorrar más poniendo uno eléctrico o uno de gas? No te preocupes porque vamos a solucionar tus dudas en un periquete mostrándote las diferencias entre un calentador de agua eléctrico y uno de gas

¿Qué termo es mejor?

Lo primero es tener claro qué uso le vamos a dar al agua caliente: no es lo mismo una casa en la que vivan de una a tres personas y donde solo se use el agua caliente para duchas rápidas y fregar los platos que una casa en la que viven muchas personas o en la que se llena la bañera a menudo. Así que la elección depende de tus necesidades y las de tu vivienda.

Por otro lado, es más fácil de instalar un termo eléctrico, pero no hay gran diferencia porque si tu casa no tiene instalación de gas, también se puede elegir un termo de gas que funcione con bombonas de butano. Pero si estar continuamente pendiente de cambiar la bombona te parece una ardua tarea, quizá esta opción no sea la adecuada para ti.

Termo eléctrico vs. calentador de gas

A grandes rasgos podemos empezar diciendo que el gas es más barato que la electricidad, pero esto no quiere decir necesariamente que vayas a ahorrar más con un termo de gas en cualquier situación. 

Los calentadores eléctricos calientan el agua y la mantienen caliente para que cuando abras el grifo salga directamente caliente sin necesidad de esperar. Hay depósitos desde los 10 litros hasta los 300, para adaptarse a las necesidades de cada hogar o empresa. El único problema es que una vez se vacíe el tanque hay que esperar a que se vuelva a calentar entero para volver a tener agua caliente. Cuanto más grande sea el tanque más tardará en vaciarse, sí, pero también gastará más energía en calentar y mantener la temperatura del agua. 

Si te decides por un termo eléctrico, en Lucera tenemos el complemento ideal: una tarifa de luz a precio de coste. Sí, sí, como lo oyes: la energía te cuesta lo mismo a ti que a nosotros. 

En el caso de los calentadores a gas, el agua se calienta solo en el momento en que va a ser utilizada y se puede calentar la cantidad que se quiera, sin límite (siempre que no se acabe el gas). Una desventaja de usar gas es que el agua tarda un rato en salir caliente y la temperatura es más difícil de regular. Además, es necesario un caudal mínimo de agua para que el calentador se ponga en marcha y a veces la falta de presión de un grifo puede hacer fallar al termo.

¿Cómo ahorrar luz en Lucera? 

Desde Lucera queremos que ahorres en todas tus facturas de la luz y por eso tenemos un sistema infalible para ayudarte a ser eficiente con tu consumo de energía. Tenemos una app que te ayuda a ser más consciente del gasto de electricidad diario y a cada hora para que puedas organizarte y aprovechar mejor el nuevo sistema de tramos horarios de energía. Además de tener precios de coste proporcionamos energía 100 % renovable. Cambiarse a Lucera es facilísimo: infórmate en el 900 525 660 o contrata ya online de forma segura  para empezar a ahorrar. Tu bolsillo y el planeta te lo agradecerán.

Artículos recomendados
Comprobando la mejor compañía eléctrica
10 cosas que debes saber antes de cambiar de compañía eléctrica

Son muchos los usuarios que, aunque tienen interés por cambiar de compañía eléctrica, se ven frenados por el desconocimiento, las Leer más

Juntos en el ahorro energético
¿Apuestan las empresas por la eficiencia energética?

Grandes marcas y empresas internacionales se involucran con la eficiencia y con el cuidado del medio ambiente. Sin embargo, en Leer más

Teletrabajo-consejos-lucera
5 consejos para ahorrar energía durante el teletrabajo

¿Cómo afecta el teletrabajo a nuestro consumo energético? A continuación, Lucera señala 5 consejos para ahorrar energía en casa al Leer más