Categorías
Movilidad sostenible

Vehículo híbrido vs. vehículo eléctrico, ¿cuál elegir?

Hoy te queremos sorprender con lo más nuevo en movilidad. Si bien es verdad que hace años que contamos con vehículos híbridos, es ahora cuando los vehículos completamente eléctricos están pasando a la acción, y la importancia de estos es cada vez mayor en el mercado automovilístico, aunque en unos países se ven más coches eléctricos que en otros.   El elemento común del automóvil eléctrico y el híbrido es que ambos apuestan por la movilidad eléctrica. Pero hoy te queremos contar las diferencias entre ellos para que si estás pensando en apostar por ello, sepas decidirte mejor. ¡No te lo pierdas!

Diferencias entre coche eléctrico y coche híbrido

La necesidad de cumplir con normas anticontaminación cada vez más drásticas han llevado a las marcas a centrarse en la electrificación. Los coches eléctricos tienen un motor propulsado por una batería (que suele ser de ion-litio) la cual se recarga con un enchufe adaptado a la red eléctrica. Los coches híbridos poseen al menos dos motores, uno de combustión y otro eléctrico (aunque pueden llevar más motores eléctricos). Estos vehículos incluyen una batería que es recargada por el motor de combustión, y en el caso de los híbridos enchufables, también se recarga a través de la corriente eléctrica. 

Otra diferencia es que los vehículos eléctricos hacen menos ruido que los híbridos, pero también son sensiblemente más caros. Además, los coches eléctricos tienen la Etiqueta Cero de la Dirección General de Tráfico, lo que les da la posibilidad de aparcar gratis en las zonas de estacionamiento regulado de la mayoría de las ciudades

Pero no solo hay coches híbridos y eléctricos. Aparte del automóvil 100% eléctrico, existen tres tipos de híbridos:

  • Semi-híbrido: tanto el motor convencional como el eléctrico trabajan a la vez para transmitir la potencia a las ruedas. 
  • Híbrido en serie: el motor de combustión convencional no tiene conexión mecánica con las ruedas, solo se usa para generar electricidad para que el motor eléctrico mueva al vehículo. 
  • Híbrido combinado: El coche se puede mover con el impulso de cualquiera de sus motores. 
  • Vehículo de hibridación leve: la idea es optimizar el uso del motor de combustión para mover el coche únicamente y que la energía de todo lo demás provenga de la electricidad.

Aparte de estos modelos, podemos diferenciar entre híbridos enchufables y no enchufables. Lo cierto es que ahora las empresas se están centrando en producir automóviles que se puedan conectar a la red eléctrica para cargarlos, pues es la solución más eficaz. Además, las empresas energéticas, como Lucera, cada vez se centran más en suministrar energía proveniente de fuentes renovables, por lo que al final conducir un coche podrá llegar a tener una huella medioambiental muy baja e incluso nula.

¿Qué coche elegir según mis necesidades?

En primer lugar te estarás preguntando cuánto gasta un coche eléctrico y cuánto gasta un coche híbrido. El ahorro en el consumo de coches eléctricos frente a los de gasolina es sustancial, ya que recorriendo por ejemplo 15.000 km anuales, obtendremos un ahorro de 765 euros. Los híbridos se encuentran a mitad de camino. 

También es importante tener en cuenta el precio, que es algo mayor en vehículos eléctricos. Sin embargo, los expertos consideran que los vehículos eléctricos comenzarán a venderse al mismo precio que los de combustión y auguran que para 2024 coches eléctricos y térmicos habrán alcanzado no solo la paridad de costes sino también de autonomía. Y es que esto de la autonomía es otro factor importante a tener en cuenta a  la hora de elegir un coche. 

La autonomía media y máxima de los coches eléctricos ha ido aumentando paulatinamente durante estos últimos años por lo que este factor está dejando de ser una objeción a la hora de comprar un coche eléctrico. La autonomía media de los coches eléctricos es de 384 a 416 kilómetros. La autonomía máxima pasa también de 595 a 646 kilómetros. Cifra que no hará más que aumentar. Pero también es cierto que gran parte de los usuarios no necesita de tal alcance para recorrer la mayoría de trayectos diarios por lo que cada conductor deberá plantearse si compra un vehículo eléctrico de mayor o menor autonomía dependiendo de factores como la longitud de sus trayectos o el tiempo entre trayectos para cargar la batería de su coche, sin olvidar que el precio de estos aumentará según aumente la autonomía. 

Por otro lado, elegir no solo depende de las necesidades del usuario, sino también de la infraestructura disponible en el país, la ciudad o las inmediaciones. Por eso, si tu perfil es el de un conductor que se mueve por la ciudad, el desafío se encuentra en que las ciudades estén dotadas de una infraestructura de recarga a la altura para brindar a los usuarios un más libertad de movimiento aunque tengan un vehículo con poca autonomía.

De modo que si quieres un vehículo totalmente eléctrico quizá es solo cuestión de esperar un poco a que haya paridad de precios y autonomía, además de infraestructura de recarga en todas partes. 

Artículos recomendados
Apoyando al medioambiente
¿Vale la pena comprar un coche eléctrico?

¿Estás pensando en pasarte al coche eléctrico pero no sabes si realmente vale la pena? Analizamos el coste de un Leer más

Consejos para disminuir tu factura de luz en tu comunidad de vecinos
Consejos para disminuir la factura de la luz en tu comunidad de vecinos

La factura de la luz es uno de los gastos fijos más importantes en una comunidad de vecinos por la Leer más

Comprobando la mejor compañía eléctrica
10 cosas que debes saber antes de cambiar de compañía eléctrica

Son muchos los usuarios que, aunque tienen interés por cambiar de compañía eléctrica, se ven frenados por el desconocimiento, las Leer más