Categorías
Dando luz

Electricidad barata: mitos y verdades

Muchas compañías de luz se autoproclaman como la opción más barata del mercado, creando en no pocas ocasiones falsas promesas y desinformación entre los clientes.

Lograr una electricidad barata no es tarea fácil. Con la liberalización del mercado, los precios están determinados por la ley de la oferta y la demanda, a lo que hay que sumar diferentes conceptos como: impuestos, peajes, subvenciones a las fuentes de energía más limpias y respetuosas con el medio ambiente y otras cuestiones como los descuentos que a veces son cuentos.

Pero esto no quiere decir que todas las compañías eléctricas tengamos los mismos precios. Por suerte, ya existen alternativas a las grandes compañías eléctricas de siempre que permiten a los usuarios conseguir luz más barata. Es decir, ahorrar en cada factura energética.

– Esto te interesa: 10 cosas que debes saber antes de cambiar de compañía eléctrica-

4 mitos sobre el precio de la luz

Los principales falsos mitos sobre el precio de la energía eléctrica tienen que ver con diversos conceptos, como quién marca en realidad los precios o qué factores influyen en la factura que finalmente pagamos los consumidores. 

A continuación, repasamos esas imprecisiones o, directamente, falsedades sobre los precios de la energía eléctrica.

Mito 1. El precio de la luz lo marca el Gobierno

Esto era cierto hasta la liberalización del mercado eléctrico. Pero desde hace años ya no es así. En la actualidad el precio está determinado, como ocurre con la mayoría de productos y servicios, por el mercado, es decir, la oferta y la demanda. 

Las compañías productoras de energía (las plantas solares, centrales nucleares, etc.) crean la energía y la ofrecen en el mercado donde el precio de la energía va variando según la demanda, es por eso por lo que a cada hora tiene un precio diferente.

Ese es el precio al que lo compramos las comercializadoras para después añadirle el margen comercial para obtener beneficios, o como hacemos en Lucera: no añadir ningún margen. Por eso Lucera decimos que ofrecemos la luz a precio de coste.

Mito 2. Todas las compañías tienen los mismos precios o muy parecidos

Precisamente por la liberalización del mercado eléctrico y la aparición de más compañías energéticas, los precios varían de una a otra. Es cierto que el precio de la energía (lo que pagan las compañías por ella) lo fija el mercado y es variable, y que además existen unos costes fijos que son invariables: principalmente el IVA (21%) y el impuesto eléctrico (5,11%). Pero también existen sobre costes y servicios adicionales que se repercuten al consumidor y que son distintos en cada compañía.

Mito 3. El consumo doméstico necesita la misma potencia

Junto con la energía finalmente consumida (kWh) y los costes fijos que hemos comentado, la potencia contratada en una de las variables que más puede influir en el precio final de la factura de la luz. Y no todos los hogares necesitan la misma potencia, depende de los aparatos eléctricos que necesites tener conectados y si el sistema energético de tu casa es solo a luz o mixto (gas natural, gasoil, etc.).

Es importante que te asesores bien para tener la potencia que necesitas, y evitar tener una potencia muy alta que no necesitas y que lo único que hace es incrementar el precio del recibo de la luz todos los meses.

– Sigue leyendo: ¿Qué tarifa de luz tengo contratada? – 

Mito 4. Es muy complicado cambiarse de compañía.

Totalmente falso. Si quieres cambiar de compañía, ya sea para conseguir un mejor precio o por cualquier otra razón, tienes todo el derecho y estás amparados por la normativa y regulación actual. Además, los trámites son muy rápidos y sencillos.

El cambio de compañía es únicamente un cambio administrativo y, que en Lucera, se tarda exactamente 2 minutos. Ya sea haciendo un alta de contrato online o llamando a nuestro teléfono gratuito 900 525 660.

Compañías eléctricas molonas

3 verdades sobre el precio de la energía eléctrica

Verdad 1. El precio de la luz no siempre vale igual

Este aspecto es muy importante, ya que para potencias inferiores a 10 kW (lo más habitual en consumo eléctrico) existen 3 tipos de tarifas

  1. Tarifa de precio único: 2.0 A
  2. Tarifa de discriminación horaria de 2 periodos: 2.0 DHA
  3. Tarifa de discriminación horaria de 3 periodos: 2.0 DHS

– Descubre más:  Tarifa de precio fijo de la luz para 2019 – 

Si quieres tener la luz barata, una de las primeras cosas que tienes que hacer es elegir la tarifa que más te conviene según tus hábitos de consumo y comprobar si la compañía que tienes contratada dispone de todas las tarifas de discriminación horaria existentes, ya que no siempre es así.

Lo mismo sucede con potencias comprendidas entre los 10 y 15 kW.

Verdad 2. Las renovables están subvencionada

Las energías renovables reciben, como muchas otras empresas y sectores de actividad, subvenciones por parte del gobierno. Pero esta inversión tiene un retorno muy importante en la sociedad, puesto que genera energía verde y respetuosa con el medioambiente y que no afecta a la salud de los seres vivos.

Verdad 3.  El déficit de tarifa influye en el precio de la luz

El déficit de la tarifa es un coste que se instauró cuando el mercado eléctrico no estaba aún liberalizado. En esas circunstancias, cuando el coste real de la energía era inferior al marcado por el gobierno se creaba un déficit, el cual se iba pagando poco a poco en cada factura.

Aunque la situación se ha ido corrigiendo tras la liberalización, aún queda un agujero que no se acabará de tapar hasta dentro de 10 ó 12 años.

Aspectos a tener en cuenta si quieres ahorrar en factura de la luz

A la hora de contratar una compañía eléctrica debemos valorar una serie de aspectos y comparar para no equivocarnos en la elección:

  • Precio del KWh  por franjas horarias. Nos interesa contratar una compañía que oferte el mejor precio en la franja horaria que calculamos que podemos hacer el mayor consumo.
  • Precio de la potencia. Debemos tener especial cuidado en adaptar la potencia a lo que realmente necesitamos, para evitar sobre costes.
  • Servicios adicionales. Solo deberíamos contratar servicios como: mantenimientos adicionales, reparaciones urgentes, etc. si realmente creemos que los vamos a necesitar y siempre que nos los tengamos ya incluidos en otros seguros. Mucho cuidado con las compañías que ofrecen descuentos a cambios de la obligación de contratar algunos servicios, ya que al final la factura nos puede salir más cara.

En Lucera tenemos muy claro cómo queremos que sean las cosas: por eso ofrecemos la potencia y energía a precio de coste, más 4,90€ al mes (que es nuestro único beneficio). Siempre con energía proveniente 100% de energías renovables y sin ningún tipo de permanencia.