Categorías
Ahorro doméstico

Qué ventilador de techo comprar: elige el mejor para este verano

Si estás pensando en comprar un ventilador para el techo, pero no te decides porque hay muchos tipos diferentes, quédate porque te vamos a despejar las dudas en un periquete. Antes de nada deberás tener claro la superficie que quieres ventilar, el ruido que quieres soportar, el precio que quieres pagar y la eficiencia energética que deseas, además de su diseño y extras como luz, mando a distancia o velocidades.

Ventiladores de techo: ¿para qué estancias son recomendables?

Según el tamaño de la habitación deberás elegir un ventilador diferente. Hay cuatro tamaños:

  • S: para habitaciones de menos de 15 m², un ventilador de menos de 1000 mm de diámetro total.
  • M: para habitaciones de entre 15 y 20 m², un ventilador de entre 1000 mm y 1320 mm.
  • L: para habitaciones de entre 20 y 30 m², un ventilador de entre 1320 mm y 2000 mm.
  • XL: para habitaciones de más de 30 m², un ventilador de más de 2000 mm de diámetro total.

Además, tenemos que tener en cuenta la altura del techo ante una instalación y para techos más altos, necesitaremos una varilla vertical que llevará las aspas del ventilador a una distancia mínima y así poder sentir el movimiento del flujo de aire.

¿Qué velocidad de rotación necesito en un ventilador? Cada estancia requiere un rango apropiado de velocidades de rotación del ventilador, así, por ejemplo, un dormitorio o salón tendrá suficiente con un motor de entre 50 y 100 rpm (revoluciones por minuto), pero una cocina, un bar o una tienda, necesitarán una potencia mayor de entre 200 a 300 rpm. Esto es así porque en el segundo caso necesitaremos dispersar humos u olores, y en el primero no queremos un viento excesivo que no nos deje descansar o haga volar nuestros papeles. Además, los motores, como es lógico, producen calor, lo que nos recuerda que debemos usarlos con cabeza.

Pasos para elegir tu ventilador de techo ideal

El primer paso es elegir si queremos algo sencillo o con extras. Por un lado, tenemos los ventiladores de techo más sencillos, que son aquellos que solo incluyen sus aspas y un motor. Estos son los más baratos de la gama. Luego los hay que tienen luz, es decir, el sistema incluye el motor, aspas y una o varias luces. Estos artefactos eléctricos llevan un plafón integrado en la base donde se pueden colocar bombillas. La intención es suplir el punto de luz convencional. Otros extras son la posibilidad de un mando a distancia o que incluyan varias velocidades, incluso la ventilación inversa para el invierno.

Por otro lado, según estilo decorativo podemos encontrar una amplia gama de acabados en el mercado, tanto en materiales como en líneas más rectas o curvas, o con las aspas visibles o enmarcadas. También es esencial fijarnos en el ruido, ya que según el modelo los habrá ultrasilenciosos o normales. 

En cuanto al motor, hay dos tipos: el motor de corriente alterna (AC) y el motor de corriente continua (DC). A continuación puedes leer sus ventajas: 

  • Los motores de corriente continua pueden usar menos energía, hasta un 70 % menos que un ventilador AC estándar, generalmente son extremadamente silenciosos, a menudo, tienen más velocidades y además suelen ser más rápidos en ponerse en funcionamiento, cambiar de velocidad y pararse. La función de marcha inversa suele estar en el mando a distancia. Su motor normalmente es más ligero y compacto, lo que permite diseños más livianos, además de que los motores DC incluyen mando a distancia.
  • Hay más modelos disponibles en AC y son más baratos que los DC que, al ser una nueva tecnología, tiende a ser más cara comparando con un modelo equivalente en AC. Los ventiladores con motor de corriente alterna generalmente pueden ser controlados mediante un control de pared, una cadenita o un mando a distancia.

Por último, si te preocupa el consumo, puedes elegir la eficiencia energética que estará indicada en la caja. Pero, ¿cuánto consumen los ventiladores en general? El uso de energía varía según el modelo, aunque podemos decir que oscila entre 15 y 30 vatios a baja velocidad, entre 30 y 50 vatios a media velocidad y entre 50 y 100 vatios a alta velocidad. De media al año consumiría aproximadamente unos 800 kWh.

Artículos recomendados
Bicicleta eléctrica en la ciudad
Bicicletas eléctricas y ventajas de usarlas en la ciudad

Cualquier persona que esté leyendo esto probablemente haya visto una bicicleta eléctrica alguna vez, o al menos habrá oído hablar Leer más

Vehículo híbrido vs vehículo eléctrico
Vehículo híbrido vs. vehículo eléctrico, ¿cuál elegir?

Hoy te queremos sorprender con lo más nuevo en movilidad. Si bien es verdad que hace años que contamos con Leer más

Bombilla led y bajo consumo
5 tips para elegir entre bombillas led y de bajo consumo

Hoy vamos a comparar las bombillas de bajo consumo con las LED y para que estéis bien informados os vamos Leer más