Categorías
Ahorro doméstico

¿Cuál es la temperatura ideal en una casa?

Hoy vamos a contarte cuál es la temperatura ideal para tener en casa tanto en verano como en invierno. ¿Te apuntas? No es fácil regular la temperatura, pero podemos guiarnos por unas pautas sencillas para no pasarnos con la calefacción o el aire acondicionado.

Por qué moderar la temperatura en casa

La temperatura ideal para un hogar oscila entre los 20-21 ºC durante el día y los 15-17 ºC por la noche. Aunque en caso de haber bebés estas deben aumentarse en unos 1-3 ºC.

En verano, generar un ambiente excesivamente frío y seco requiere de un consumo eléctrico desorbitado, algo que afecta negativamente al planeta y que también nos sale caro a los usuarios por partida doble, ya que resulta que el uso de aire acondicionado genera gases de efecto invernadero. Además, enfriar el entorno con aire acondicionado reseca el ambiente, lo que puede dar lugar a problemas de salud como alergias, problemas respiratorios, asma, sequedad en piel y ojos, etcétera. Así que aprovecha nuestros consejos de hoy para ser más ecológico y aun así disfrutar de una temperatura agradable en verano. 

En invierno tampoco es bueno poner la calefacción a más de 22 ºC; es más sano usar prendas de ropa adicionales o mantas para regular nuestra temperatura que abusar de la calefacción y andar todo el día en manga corta. ¿Y por qué si podemos permitírnoslo? En primer lugar, porque el cuerpo necesita diferenciar las estaciones. En segundo lugar, porque la diferencia de temperatura entre el interior de casa y el exterior puede provocarnos más resfriados de lo normal al confundir a nuestro cuerpo, pues es una sensación de confort errónea. Y en tercer lugar, pero no menos importante, porque el gasto energético afecta al medioambiente. ¡Hay que pensar en verde! 

Y es que la temperatura de confort para el cuerpo se define como aquella en la que no experimentamos sensación de frío ni de calor y el confort también es salud. Así que abusar tanto de calefacción como de aire acondicionado es un derroche energético que notaremos en la factura a final de mes.

Regular la temperatura sin usar aparatos eléctricos

¿Es posible refrescar una casa sin enchufar un aparato de aire acondicionado, ventilador o similar? ¡Pues claro que sí! Es importantísimo buscar una manera ecológica de refrescarse como por ejemplo regulando la temperatura de nuestro cuerpo de manera natural. Algunas opciones para refrescarse, en verano son darse una ducha corta, mojarse la nuca o no hacer actividad física. Otra opción es instalar un toldo para que la casa no absorba tanto calor o pintar las paredes de blanco. No cocinar o planchar, usar tejidos finos y de colores claros y no encender luces innecesarias son también formas de evitar que la temperatura suba. 

Otras formas de reducir la temperatura de casa sin necesidad de aparatos son: tener plantas en casa, mantener las persianas bajadas y las ventanas cerradas durante las horas de calor y viceversa; en las horas en que refresca es de vital importancia abrir todo, pero también suele ser algo que la gente olvida a menudo. 

Qué hacer ante un ambiente demasiado húmedo

La humedad relativa hace referencia a la relación entre la cantidad de vapor de agua que tiene una masa de aire y la capacidad máxima que podría albergar. El concepto “humedad relativa” está relacionado con la sensación térmica, ya que, a mayor humedad, mayor será la sensación de frío. Además, la humedad varía mucho según la ubicación geográfica y en consecuencia el clima y si es más seco o más húmedo. Por ello, cobra gran importancia contar con un sistema de calefacción que maximice la sensación de confort

Por otro lado, podemos optar por un deshumidificador. Los deshumidificadores son aparatos que eliminan la humedad del aire, absorben el vapor de agua presente en la habitación y hacen que el ambiente sea más seco, lo cual hace que percibamos una temperatura menor. Se trata de aparatos pequeños y portátiles, ideales sobre todo para habitaciones pequeñas. 

Se considera que la temperatura ideal de casa se ajusta a una humedad relativa del 40-50%. Cuando la humedad es inferior (por debajo del 20%), la excesiva sequedad aumenta el riesgo de infecciones respiratorias y si es muy elevada (sobre el 80%) el ambiente puede hacer que proliferen ácaros y hongos nocivos para la salud. 

Súmate al cambio con Lucera

Todas estas pequeñas acciones van de la mano con el ahorro de energía, algo que tanto el planeta como nuestro bolsillo agradecen. Si eres de los nuestros y te gusta cuidar del medioambiente y gastar poco, pásate por la web de Lucera y echa un vistazo a nuestras tarifas. Te aseguramos energía proveniente de fuentes 100 % renovables y a precio de coste. ¡Sí, sí, como lo oyes! Además, cambiarte de comercializadora nunca ha sido tan fácil como ahora, porque nosotros nos encargamos de todo. ¡Que no te dé pereza y apúntate al cambio!

Artículos recomendados
consumo-aire-acondicionado-factura-luz-lucera
Cómo afecta la nueva tarifa de la luz con consumo de aire acondicionado

El 80% del consumo de aire acondicionado aproximadamente se realiza en las horas más económicas debido en gran medida a Leer más

Mejoras energéticas para tu hogar o empresa de cara al verano
Mejoras energéticas para tu hogar o empresa de cara al verano

Los meses de verano suelen estar asociados a un mayor gasto energético, sobre todo por el uso masivo del aire Leer más

Gastos eléctricos en oficinas y negocios
Cómo ahorrar energía en tu negocio sin morir en el intento

¿Qué oficina o pequeña empresa no desea reducir el gasto en energía que asume cada vez que ‘levanta la persiana’? Leer más