Categorías
Ahorro doméstico

Ventilar la casa: 5 Tips para hacerlo sin perder energía

La gran mayoría del aire que tu familia y tú respiráis todos los días no es puro ni limpio. Es importantísimo asegurarse de la calidad del aire interior al que estamos constantemente sometidos, puesto que entre la casa y el trabajo, el 90 % del aire que respiramos a diario se encuentra entre cuatro paredes. Ventilar estos espacios es vital para poder prevenir reacciones alérgicas o incluso enfermedades crónicas como el asma o las migrañas. ¡Veámoslo en detalle!

¿Por qué es necesario ventilar la casa?

La principal razón para ventilar la casa a diario es renovar el aire, lo cual es positivo para el bienestar general. Resulta que dentro de nuestras casas estamos expuestos a una mayor cantidad de contaminantes que en la calle, a pesar de la contaminación de los sistemas de escape de los coches de todo el mundo y de las chimeneas de las industrias. 

La segunda razón es que así evitaremos la formación de moho en esquinas, rendijas, armarios, paredes o ventanas. Si esto ocurre, tendremos que sanear la vivienda pintándola, limpiando con productos antimoho e incluso podríamos tener que tirar a la basura mobiliario afectado. 

1 Tiempo de ventilación

El tiempo ideal para ventilar tu casa ronda entre los 10 y los 20 minutos (como mínimo) al día. Sin embargo, si son dormitorios con un olor muy concentrado, será conveniente ventilar más tiempo. El mejor modo de ventilar es dejar la ventana completamente abierta durante un periodo corto de tiempo y nunca, al contrario de lo que pudiera parecer, dejar abierta una rendija durante un tiempo prolongado. 

A menudo, caemos en el error de querer ahorrar excesivamente en calefacción y, por eso, ventilamos poco (y mal). La razón es que en un ambiente húmedo, el frío y la mala ventilación favorecen las humedades por condensación. Por eso, es fundamental mantener la habitación con una temperatura confortable y, por supuesto, controlar la humedad con buenos cierres y ventilando de forma adecuada.

2 Uso de purificadores de aire

Los purificadores de aire son dispositivos capaces de eliminar posibles contaminantes existentes en el aire de una determinada zona de la casa. La eliminación de dichos contaminantes del aire permite ayudar a las personas que sufren de problemas relacionados con el asma o las alergias, haciendo que puedan respirar mejor. 

Además de purificar el aire liberándonos de contaminantes, los purificadores aumentan el confort térmico de un ambiente, por lo que no solo la calidad del aire mejora, sino también la calidad térmica. Por otro lado, gran parte de los malos olores de los ambientes provienen de elementos contaminantes presentes en el lugar. Los buenos purificadores de aire eliminarán también los malos olores del ambiente.

3 ¿Estancia por estancia o toda la casa?

Lo mejor es ventilar toda la casa a la vez para crear una corriente de aire entre todas las ventanas abiertas y que sea más efectiva la renovación del aire. De hecho, no solo será más efectiva, sino también más eficiente, ya que ventilar toda la casa de una vez será más rápido que hacerlo habitación por habitación. Así, cuanto antes se haya renovado el aire, antes podremos cerrar puertas y ventanas y reduciremos la pérdida de temperatura con el consiguiente gasto energético para recuperarla.

4 ¿Cuál es el mejor momento del día?

Por la mañana temprano es la mejor opción, pero también puedes hacerlo a medio día si es invierno para aprovechar el sol y no perder tanta temperatura. En verano lo mejor es ventilar temprano con el fresquito para que no entre el calor, ya que no sería eficiente tener que volver a enfriar estancias. 

Por otro lado, hay habitaciones que necesitan más ventilación que otras. La cocina es una de las estancias que debe ventilarse con más frecuencia y a lo largo del día. Por mucho que enciendas la campana extractora, seguirán persistiendo los olores y vapores que dejan el cocinado de los alimentos. Recuerda, de no hacerlo, el aire puede convertirse en caldo de cultivo para bacterias y otros patógenos. 

Otra de las estancias que más ventilación necesita es el cuarto de baño porque tras ducharnos se desprenden vapores del agua caliente cuya humedad se va acumulando en las paredes, techos y muebles. Además es necesaria la ventilación para liberar el mal olor que se pueda generar en el baño. 

Los dormitorios también necesitan ventilarse a diario, ya que gracias a ella eliminarás el CO₂ que se genera cada noche mientras duermes.

5 La importancia de la limpieza del hogar

Si nuestra casa no está limpia, se verá reflejado en la calidad del aire y en última instancia en nuestro cuerpo, generando alergias, picor de ojos o tos. Y es que en casa estamos expuestos a diversos compuestos químicos tóxicos pertenecientes a compuestos de productos de uso cotidiano, como los contaminantes orgánicos persistentes (POPs), los compuestos orgánicos volátiles (Covs), el Bisfenol-A (BPA), los compuestos perfluorados (PFCs), los fluoropolímeros, ftalatos e incluso metales pesados. 

Todo esto sin contar el material particulado, las bacterias, los virus, pelos de animales, restos de insectos, polvo, ácaros, vapores de la cocina, y todo tipo de suciedad que te puedas imaginar. La diferencia es que, aunque todo esto también esté fuera de casa, en la calle la suciedad puede dispersarse gracias al viento, a diferencia de lo que ocurre en ambientes cerrados.

Es aconsejable ventilar mientras se hace la limpieza, ya que así los contaminantes de los productos de limpieza no quedarán en el aire de casa durante todo el día afectando a nuestra salud.

Artículos recomendados
Aire acondicionado
6 Trucos para ahorrar en aire acondicionado este verano

¿Cómo ahorrar luz con el aire acondicionado? Te damos las claves para no pasarte con el aire acondicionado este verano Leer más

lucera-como-impacta-el-confinamiento
Impacto del confinamiento por Covid-19 en nuestra factura de la luz

El 14 de marzo se declaró el estado de alarma y la mayoría de la población tuvimos que encerrarnos en Leer más

Movilidad urbana en patinete eléctrico
El patinete eléctrico, una nueva forma de movilidad sostenible urbana

¿Y si cambiamos la forma de desplazarnos por nuestra ciudad? Apostemos una movilidad limpia y más sostenible.