Calcula tu ahorro
Calcula tu ahorro
  1. Inicio
  2. Dando luz
  3. No sale gas de mi bombona de butano: Causas y soluciones.

No sale gas de mi bombona de butano: Causas y soluciones.

No sale gas de mi bombona de butano: Causas y soluciones.

Si no tienes gas natural en casa, es posible que en alguna ocasión te hayas encontrado con que no sale gas de la bombona de butano. Ante esto solo hay dos opciones: solucionarlo o despedirte de la calefacción, ¡o ducharte con el agua fría!

Conocer las causas por las que la bombona de butano no funciona y saber cómo reaccionar ante esta situación es primordial para recuperar el flujo energético sin ponerte en riesgo. ¡Descubre cómo actuar la próxima vez que te ocurra esto!

¿Por qué no sale gas de la bombona de butano?

Existen diferentes motivos que pueden provocar que no salga gas de una bombona de butano. Tener claros cuáles son es fundamental para saber si puedes solucionarlo de forma sencilla o si necesitas contactar con un especialista que se encargue del problema.

Causas por las que no sale gas de la bombona de butano

Existen diferentes motivos que pueden propiciar que no salga gas de la bombona de butano, y estos que te detallamos a continuación son algunos de los más habituales.

  • La razón más obvia, pero que a menudo puede pasarse por alto, es que la bombona esté vacía.

  • También es muy común que la válvula de seguridad esté cerrada.

  • Un regulador de gas dañado puede impedir que el gas fluya de forma correcta hacia el calentador, el calefactor o la hornilla.

  • Si el tubo que conecta la bombona con el regulador está obstruido, el gas tampoco fluirá con normalidad.

  • Además, las conexiones sueltas o dañadas pueden causar fugas que interrumpan el suministro de gas.

Bombona de butano no funciona: Qué hacer y principales soluciones

Levantas la bombona de butano y pesa. La mueves de un lado a otro y se escucha contenido en su interior. ¿Pero cómo hacer que el gas butano vuelva a fluir desde el interior al exterior de la bombona? ¡Prueba con estas soluciones para no poner en riesgo tu salud!

  • Revisar la cantidad de gas para asegurarte de que la bombona no esté vacía. Si lo está, la solución es sencilla, ¡reemplázala por otra que aún tenga gas en su interior!

  • Verificar que la válvula de seguridad esté completamente abierta girándola en sentido contrario a las agujas del reloj.

  • Comprobar el regulador de gas, debe funcionar correctamente, estar bien conectado y tener la presión adecuada.

  • En caso de sospechar que el tubo puede estar obstruido, limpiar con agua tibia y jabón, ¡pero asegúrate de que esté seco antes de volver a conectarlo!

  • Revisar las conexiones en busca de fugas.

    Para ello, es posible usar agua jabonosa y observar si se forman burbujas. De detectarlas, tendrás que ponerte en contacto con un profesional.

De este modo, podrás resolver o encontrar solución para la mayoría de los problemas que impiden la salida de gas de una bombona de butano. Aún así, descubre qué hacer si detectas olor a gas.

Gas butano se congela: ¿Qué hacer?

El gas butano puede llegar a congelarse a temperaturas extremadamente bajas, lo que también puede bloquear su flujo y afectar al funcionamiento de la bombona, algo habitual en climas fríos. Ante esto, es importante saber cómo hacer que el gas vuelva a fluir.

  • La mejor opción es colocar la bombona en un lugar más cálido y protegido

    , pero nunca aplicando calor directo, como una llama o un soplete, ¡podría producirse una explosión!

  • También es posible sumergir la bombona en agua tibia para ayudar a que el gas vuelva a su estado gaseoso de forma más rápida que a temperatura ambiente.

Lo mejor, sin duda, es mantener las bombonas de butano en un lugar resguardado del frío extremo y, de ser posible, utilizar una funda aislante para protegerlas. ¡O pasarte a nuestras tarifas de luz y gas y olvidarte para siempre de las bombonas de butano!

De todos modos, ante cualquier tipo de duda o complicación, la mejor opción es siempre recurrir a un experto.

Lucera - Atención al cliente

Déjanos tu número y te llamamos:

O si lo prefieres, llámanos:

No soy cliente

Teléfono gratuito

900 806 220

De lunes a viernes

de 9:30 a 19h

Soy cliente

Teléfono gratuito

900 525 660

De lunes a viernes

de 9:30 a 19h