El ahorro energético y la apuesta por la eficiencia energética también ha llegado a las empresas. Cuidar de nuestro entorno no es sólo tarea del Gobierno o de preocuparnos sólo en nuestro hogar. Hacerlo también en nuestro entorno de trabajo es clave para frenar el cambio climático para 2030.

Algunas grandes marcas han dado el primer paso. Ya están dando ejemplo de cómo es posible implementar la eficiencia energética en el puesto de trabajo y en los procesos empresariales.

La eficiencia energética y las grandes marcas tecnológicas

Desde Greenpeace USA se ha realizado un estudio sobre cómo las grandes empresas tecnológicas mundiales utilizan la energía, consumen de recursos y cómo utilizan y disponen de productos químicos.

Del 70 al 80% de la huella de carbono de la vida útil de los dispositivos tecnológicos se produce durante la fabricación. Sin embargo, de las 17 compañías, Apple es la única compañía que se ha comprometido con el 100% de energía renovable para su cadena de suministro.

En la otra cara de la moneda nos encontramos a Samsung. Solamente el 1% de la energía consumida por la compañía en 2016 procedía de fuentes de origen renovables.

Entre 2009 – 2010 muchas compañías (Acer, Apple, Samsung, LG, Lenovo, Dell y HP) se comprometieron a eliminar compuestos tóxicos de sus productos. A fecha de hoy, solo los productos de Apple y Google están libres de BFR y PVC.

Solo Apple y Google han eliminado los compuestos tóxicos (PVC y BFR) de sus productos. Tuitéalo

→ 10 Mitos de Eficiencia Energética

Y el tejido empresarial en España ¿es eficiente?

La realidad es que aunque nos gustaría decir que sí, los datos parecen decir todo lo contrario. Solamente un grupo de 10 empresas es responsable del 25% de los gases de efecto invernadero en España. Una lista encabezada por Endesa ya que supone el 9.8% del total de CO2 Emitido a la atmósfera. Y un 57% de la demanda energética total de las fábricas españolas se cubren con petróleo y gas, según Eurostat.

Pero si nos fijamos en las pequeñas y medianas empresas, solamente el 18% aplica planes de eficiencia energética en nuestro país.

¿El motivo? Es principalmente la falta de concienciación en el entorno empresarial, que además les impide ahorrar de media 4.660 euros al año.

Solo el 18% de pymes españolas aplica planes de #eficienciaenergetica. Tuitéalo

Algunos ejemplos de empresas y eficiencia energética

Grandes empresas nacionales son, sin embargo, un gran ejemplo de Responsabilidad Social Corporativa.

Inditex puso en marcha su departamento de RSC y apostó por la transparencia informativa sobre su estrategia de sostenibilidad.

En el caso de Mercadona, la cadena de supermercados, desarrollan desde 2007 el proyecto Tienda Ecoeficiente que incluye buenas prácticas de ahorro y eficiencia energética como la instalación de sistemas de recuperación del calor en salas de máquinas, la iluminación de zonas exteriores y parkings y el control de las luces interiores mediante sensores de presencia y una buena gestión de envases y plásticos.

Más recientemente en 2017 han sido 9 las multinacionales españolas incluidas en lista CDP Climate 2017 y reconocidas por su lucha contra el cambio climático: Acciona, Bankia, CaixaBank, Endesa, Mapfre, Ferrovial, Telefónica, OHL y Red Eléctrica.

Sin duda tenemos un largo camino por delante para mejorar los datos actuales de eficiencia energética y consumo. La introducción de nuevas tecnologías y una apuesta firme por las renovables en los procesos son un punto clave para la transición energética.

→ ¿De dónde sale la energía 100% renovable?