El cuidado de los electrodomésticos es esencial para un buen rendimiento del mismo y que tengan una larga vida útil. De nada sirve tener, por ejemplo, el lavavajillas más eficiente del mercado si no lo cuidamos y a los dos días hay que cambiarlo por uno nuevo o no funciona de forma tan eficiente como debería.

Consejos para un buen uso del lavavajillas

Hacer un buen uso a diario de nuestro lavavajillas es lo más importante. Seguro que conoces muchos de ellos, pero otros igual no los has puesto en práctica.

  1. No enjuagues la vajilla antes de meterla en el lavavajillas. Es más que suficiente con eliminar los restos de comida con un cubierto o similar. Ahorrarás litros de agua y tu lavavajillas puede con ello sobradamente.
  2. Coloca la vajilla adecuadamente para que se limpie todo bien.
    • La posición de platos y tapas debería ser lo más vertical posible y dejando la separación suficiente para que el agua pueda lavarlos. Procura que no se toquen entre sí y que no acumulen restos o agua después del lavado.
    • Los vasos y las cazuelas es mejor ponerlas boca abajo.
    • La cubertería se debe poner en el cesto. El mango hacia abajo facilita el lavado. Pero si tu lavavajillas tiene bandeja portacubiertos, colócalos de lado.
    • Los utensilios de plástico, como los táper, mejor ponlos en la bandeja superior que está más alejada de la resistencia y por lo tanto correrán menos riesgo de deformarse.
    • Para aprovechar el chorro de agua más potente de tu electrodoméstico, coloca la vajilla más sucia en la zona inferior.
  3. Comprueba siempre antes de poner el lavavajillas en marcha que las aspas giran sin que se choquen con nada. Estas aspas giran y de ellas sale el chorro de agua. Si las bloqueas, el lavado no serás óptimo.
  4. Y por supuesto, llena por completo el lavavajillas así conseguirás ahorrar agua y energía. ¡Nada de ponerlo con un par de platos sucios!
  5. Utiliza el detergente adecuado y en las dosis recomendadas:
    • No todos los detergentes van a darte el mismo resultado. Especialmente si comparamos la limpieza de cristal y la de plástico veremos que no todos los materiales son igual de ‘exigentes’. El tipo y la calidad del detergente dependerá de los resultados que busques.
    • Usa siempre la dosis correcta de detergente, la recomendada por el fabricante. Si pones menos te arriesgas a que los platos sigan sucios cuando abras el lavavajillas. Si usas más, desperdiciarás producto y supondrá un aporte de sustancias químicas innecesarias al medio ambiente.
  6. Pon el programa adecuado. No es lo mismo lavar solamente copas de cristal que ollas y cazuelas sucias. Cuando acabe el programa no abras el lavavajillas, espera una media hora para que no se formen manchas o cercos en las piezas de cristal del interior.

A veces, el programa #ECO no es el más adecuado. Utiliza el indicado en función de la vajilla y el resultado que buscas. Tuitéalo

 → Otras formas de ahorrar en la cocina

Mantenimiento del lavavajillas

Como cada vez que hablamos de electrodomésticos, para que su eficiencia sea óptima y que no consuman de más o acaben por estropearse antes de lo que deberían, el mantenimiento es clave.

  • Saca y limpia el filtro una vez por semana y limpia regularmente el dosificador de detergente. Repítelo siempre que la vajilla esté muy sucia. La acumulación de suciedad genera problemas de lavado y gasto superfluo de energía.
  • Presta atención a la limpieza de las aspas. Lo idóneo es que un par de veces al año saques las aspas para limpiar las ranuras.
  • Dependiendo de dónde vivas puede que el agua puede que tenga más o menos cal. Para contrarrestar los efectos de la cal, añade sal en el cajetín. Normalmente tendrás una luz o un ‘chivato’, que te irá indicando cuándo es necesario.

[Post+Infografía] Buenas prácticas de uso para el lavavajillas #Consejos #Ahorro #EficienciaEnergética Tuitéalo

Lucera-Buenas prácticas de uso para el lavavajillas

Y si estás pensando en comprar uno nuevo, fíjate bien siempre en la etiqueta de eficiencia energética del electrodoméstico.

Ya sabes, hacer un buen uso de tus electrodomésticos te ayudará a ahorrar energía y recursos, y a largo plazo lo notarás también en tu bolsillo. Para reducir tu factura de la luz, además de poner en práctica estos consejos también debes ajustar tu contrato energético. Descúbrelo con nuestra Calculadora de Ahorro.

 → ASÍ puedes ahorrar en la Factura de Luz